16,00

Restos de Naufragios

Sinopsis:

El que escribe narrativa es una especie de histrión de la palabra.

Sus personajes se le pegan como lapa. Y ahí se quedan, inexorables, como la infancia. Si defeca, hace el amor o camina por la calle bajo una lluvia lánguida, tendrá a alguno de ellos al lado. Escribir es acumular formas de ser. Con Restos de naufragios fui el proxeneta de su madre, esposa e hija; un león parlante aficionado al vodka y a las canciones de Javier Solís; la joven que dará a luz al Hijo de Dios; el agónico que alcanza a urdir la venganza contra su padre uxoricida; el adicto que habla con la droga como con su amada; el difunto abuelo pederasta que se le aparece a su nieta y la sigue acosando; un probable fabulador que confabula contra su propia felicidad; un espermatozoide cuyo anhelo es ser un niño simpático y llamarse Mariano; la mujer abusada y ultrajada por su marido que se acuesta con cualquiera a fin de conseguir algo para beber. Ellos son mis semejantes en este libro. Invito al lector a ser parte de esta metamorfosis.

——————————————————–

La versión ebook está disponible en esta página Amazon

Más Información sobre " Restos de Naufragios"

Descripción

Ernesto Esparza

 

Tal vez mi padre quiso que para su hipotético equipo de fútbol hubiera un reemplazo, o quizá mi madre se empeñó en dotar a la  familia de  un extraño sentido de la equidad  de género, no  lo sé, el caso es que tuve cinco hermanos y seis hermanas y un jueves  de marzo de 1972  asomé por primera vez mi cabeza  en Tlaquepaque, México.   Hacia mi pubertad, mi hermano mayor me acercó  a la palabra escrita  y comencé a leer literatura hispanoamericana.  De aquella época conservo dos cosas: el gusto por las chicas  y la fascinación por  Onetti, de quien  admiro sus construcciones verbales; luego,   de  Borges me entusiasma  que  pueda ser Borges, el vecino de Borges, el abuelo de Borges y todos los hombres del mundo,  es decir, la elegancia  con  que el argentino viste una idea bastante recurrente en filosofía;     y quedé prendado    de Donoso por   su capacidad  de denunciar    la profunda e insalvable diferencia de clase   en una sociedad dada. Fui a  algún curso de escritura  más con el afán  de ligarme a una escritora  cuyas caderas   eran más  lindas  que  sus metáforas   que con el fin de aprender a escribir. Y un día, en plena madurez,  expulsado del árbol que me sostenía, comencé a escribir. Y con la inocencia del niño que afirma que Santa Claus sí existe  y la ingenuidad del ciudadano que todavía cree en las promesas políticas, participé  en diversos concursos literarios donde, por supuesto, nunca  gané nada. Las revistas digitales “El grito literario” y “El humo” me han publicado algunos poemas. En 2015  La editorial Rayuela me publicó mi primera novela llamada “Hasta morir”

Información adicional

Peso 0.300 kg
Dimensiones 23 × 15.5 × 1.5 cm
Autor

Ernesto Esparza

Género

Relatos

Número de Páginas

149

Portada

Brillante

Solapa

Sin Solapa

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Restos de Naufragios”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *